Soluciones innovadoras para controlar la corrosión en estructuras de concreto.

Galvashield® XP

Ánodo galvánico embebido original para reparaciones de concreto.

Una vez instalado el ánodo, la corrosión se dirige preferencialmente hacia el núcleo de zinc del ánodo, previniendo o controlando la corrosión.

Aplicaciones: prevención de corrosión en reparaciones de parches y juntas

Alcance: 7” – 30” (175 mm -750 mm)

Galvashield® CC

Ánodos galvánicos embebidos que se instalan en orificios taladrados para mitigar la corrosión activa.

Una vez instalado, la corrosión se dirige preferencialmente hacia el núcleo de zinc, brindando de esta forma una protección galvánica al acero de refuerzo adyacente. La dimensión de los ánodos se ajusta perfectamente a las necesidades de los diferentes proyectos.

Aplicaciones: control de corrosión en concreto.

Alcance: 3” – 28” (325 mm -700 mm)

Galvashield® DAS

Sistema de ánodos distribuidos, diseñado para suministrar control de la corrosión o protección catódica a losas, columnas, vigas y muros de concreto reforzado. Las unidades de ánodos Galvanode SAD se distribuyen sobre las estructuras de mampostería y concreto para dar una protección global contra la corrosión.