El equipo de vapor “se  bloquea” cuando el condensado no se ha podido drenar adecuadamente y se acumula en el interior del equipo. La parada puede ocasionar problemas importantes, como rotura de calentadores, golpe de ariete y calefacción despareja.

¿Por qué los intercambiadores de calor se bloquean?

El bloqueo puede ocurrir en los intercambiadores cuando la carga fluctúa. Por ejemplo, cuando los calentadores sobrecalientan el aire, la válvula de control de temperatura puede reducir la presión de entrada de la trampa por debajo de la presión de salida. Esta presión adicional evitará que el condensado se drene fuera del calentador, causando que se acumule y afecte el proceso de calentamiento.

Cómo prevenir el bloqueo

Para evitar el bloqueo y permitir que se descargue el condensado, la presión de entrada de la trampa debe hacerse más grande que la presión de salida en todo momento. El bloqueo puede resolverse elevando la presión de entrada o bajando la presión de salida.

Elevando la presión de entrada

Puede aumentar la presión de entrada instalando una bomba para forzar el condensado a través de la trampa.

Un ejemplo es una bomba mecánica como una PowerTrap® TLV, que utiliza la presión de vapor de otra línea para drenar el condensado a la fuerza de manera intermitente.

 

Bajando la presión de salida

Puede bajar la presión de salida utilizando una bomba de vacío. Una bomba de vacío reducirá la presión de salida por debajo de la presión atmosférica, manteniendo así la presión diferencial requerida para que la trampa funcione.