Los conectores mecánicos presentan muchas ventajas sobre los empalmes por traslape convencional, como son:

  • Transferencia total de esfuerzos de una varilla a otra, sin depender del concreto circundante.
  • Reducción del desperdicio de acero.
  • Reducción de congestión en zonas de empalme.
  • No requiere que los empalmes se alternen, es decir, pueden quedar todos en un mismo plano.
  • Se pueden colocar en cualquier parte del elemento de concreto.
  • Entre otras.

Los empalmes con conectores mecánicos son una excelente opción para sustituir los traslapes convencionales, especialmente en zonas complicadas, o proyectos complejos. Sin embargo, tienen otras aplicaciones poco conocidas y que pueden llegar a ser muy atractivas para todo tipo de proyectos. Algunas de estas aplicaciones son:

  • Construcción por etapas: se pueden colocar conectores al borde de la colada de concreto, y dejar previstas, para que, una vez que se retome el proyecto, no sea necesario hacer grandes perforaciones o demoliciones para empalmar las varillas.
  • Corrección de errores constructivos: con frecuencia, en los proyectos se presentan errores, o accidentes, que requieren empalmar varillas que ya están embebidas en concreto y que no cuentan con suficiente longitud de desarrollo para realizar los traslapes convencionales. En estos casos, los conectores mecánicos ofrecen una solución rápida, económica y segura, sin necesidad de tener que hacer grandes y costosas demoliciones.
  • Cambio de diseño: es frecuente que durante el proceso constructivo el cliente final requiera una modificación de la estructura original, por lo que el ingeniero estructural debe readecuar el diseño original, que en muchas ocasiones implica demolición para colocar más acero. El uso de conectores mecánicos permite, en este tipo de situaciones, hacer las modificaciones constructivas de una manera rápida y eficiente, disminuyendo significativamente la demolición cuando se compara con la demolición requerida para un empalme por traslape.
  • Construcción en espera: en ocasiones ocurre que el proyecto se queda sin presupuesto a media construcción, lo que obliga al dueño a paralizar la obra temporalmente, quedando las varillas expuestas a la intemperie por largos períodos de tiempo. Las varillas al queda expuestas, se oxidan, y si el ambiente es muy agresivo (zonas costeras o con alta concentración de contaminantes), o si el período de espera es muy extenso, las varillas expuestas no tienen las condiciones requeridas para continuar la construcción, requiriendo costosos métodos para la limpieza o incluso la sustitución total del acero. En estos escenarios, el uso de conectores evita costosos reprocesos y pérdidas por sustitución de acero.
  • Remodelaciones: las remodelaciones de edificaciones que requieren ampliación o construcción de nuevos elementos estructurales en concreto se pueden ver altamente beneficiadas con el uso de conectores mecánicos, ya que permiten unir y reforzar elementos con mínima afectación de las estructuras existentes de una manera rápida y sencilla.

Los conectores mecánicos tienen muchas aplicaciones, tanto en construcción nueva como existente, y poco a poco van obteniendo más aceptación de su uso por sus muchas ventajas, seguridad y facilidad en la instalación.